Fundación para el Desarrollo de la Solidaridad y la Inclusión Social

PREMIO ALCALDE SOLIDARIO E INCLUYENTE 2012

Deja un comentario


El Estado Colombiano, tiene una enorme deuda social con la población con discapacidad de bajos recursos del país. Pues si tenemos en cuenta que tres cuartas partes de los colombianos, viven en situación de pobreza, es fácil deducir que un altísimo porcentaje de personas con discapacidad carecen de la mas mínima ayuda técnica, debido a que las sillas de ruedas, caminadores, muletas y bastones que necesitan para adaptarse y movilizarse en un medio saturado de barreras arquitectónicas, son costosos, y tienen una vida útil generalmente corta. Esto sin mencionar las prótesis de miembros inferiores y superiores, cuyo costo en nuestro país, oscila entre los Sigue leyendo

La felicidad de Isabel al recibir su nueva silla de ruedas

Deja un comentario


Una vez más, en cumplimiento de los postulados humanitarios y de defensa del derecho a una vida digna de las personas con discapacidad, entregamos una silla de ruedas a una hermosa niña con discapacidad en el municipio de Turbaco (Bolívar) .

Los aplausos y la risa feliz de Isabel Hernández Yeneris, son el resultado del apoyo continuo de comerciantes, profesionales, empleados y empresarios altruistas que siguen creyendo en la transparencia de nuestra institución.

Los invitamos a seguir donando, o comprando las iniciativas pro –fondos de nuestra fundación, para seguir sirviendo y ejerciendo el mandato divino de amor al prójimo por encima de todas las cosas.

Jorge Escalante
Presidente

Mateo, el niño artista con discapacidad, que nos llena de esperanzas

2 comentarios


A mediados del año 2011, mientras adelantábamos, en el barrio Villa Esperanza de Malambo (Atlántico),  una  jornada de prevención y promoción de la salud visual, utilizando uno de los móviles de oftalmología de la Clínica Oftalmológica del Caribe, quienes gentilmente nos proporcionaron oftalmólogos y optómetras, que atendieron gratuitamente a la población de muy bajos recursos, que habita en el sector, y a la que luego se les donaron las gafas y/o se le hizo seguimiento a sus padecimientos visuales, encontramos al único e inigualable, Mateo Jiménez.

Alguien que conocía nuestra labor social, aprovechó la jornada de salud visual, para llevarnos a este niño maravilloso, en su destartalada y para nada adecuada silla de ruedas. Su enorme sonrisa y su desparpajo, nos enamoró de inmediato ¡había que ayudarlo!

Por esas “Diosidencias”  de las que tanto hemos hablado en esta página, El director de Sigue leyendo